Municipios

Vecinos de Papalotla piden intervención de gobierno estatal por contaminación de empresa de alimentos

  • Están molestos porque a más de un año de solicitar respuestas el gobierno municipal no las tiene; quieren que la empresa de alimentos que causa malos olores se vaya

Por la contaminación que continúa generando una empresa dedicada a la elaboración de harina de pescado en el municipio de Papalotla y que ya afecta a demarcaciones cercanas, habitantes de aquel lugar solicitaron al gobierno del Estado intervenga y frene la situación de una buena vez.

Los vecinos se dijeron molestos porque, a más de un año de haber solicitado al presidente municipal, Jesús Herrera Xicohtencatl, que atendiera el problema y lograra que la empresa desechara sus residuos de manera adecuada para evitar malos olores, hasta ahora nada se ha hecho y la situación ya no es tolerable.

Por eso, ayer un grupo de representantes se entrevistó con el secretario de gobierno estatal, José Aarón Pérez Carro, para hacerle saber lo que está ocurriendo y, a su vez, señalar al alcalde de Papalotla como el responsable de que el problema se haya extendido.

Señalaron que la petición de que la empresa denominada “Procesos Biointegrales de México” deje de funcionar en Papalotla se mantendrá firme, ya que el mal olor que produce por sus actividades ya afecta a municipios como Xicohtzinco, Ayometla, Tenancingo y Quilehtla, por parte del territorio tlaxcalteca, pero han recibido quejas de que se percibe en San Lorenzo Almecatla, Covadonga y San Pablo Xochimehuacán, en Puebla.

Los quejosos expusieron que durante el primer acercamiento con las autoridades estatales hubo un buen diálogo, aunque no descartaron que su lucha seguirá hasta que obtengan resultados positivos.

Durante estos meses, han presentado la queja ante instancias federales como la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), la Procuraduría Federal para la Protección del Ambiente (PROFEPA) y la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA), sin que haya respuesta.

El mal olor que la industria provoca, sumado a la contaminación del agua y el suelo cercano, ha obligado a los pobladores a manifestarse cerrando la carretera con el objetivo de que las autoridades los escuchen, pero el alcalde, Jesús Herrera, se ha negado en varias ocasiones dejándolos plantados por varias horas.

Al mismo tiempo, se deslindaron de los actos violentos que hace dos semanas se suscitaron, argumentando que los vecinos no fueron quienes, para hacer presión, vandalizaron las instalaciones de la factoría, acusando que hubo personas infiltradas que tenían la misión de desacreditar la lucha pacífica del pueblo.

Luego de la reunión con las autoridades estatales, los manifestantes expusieron que habrá una segunda mesa de diálogo, agendada dentro de 20 días, en donde volverán a exponer la situación en busca de una respuesta favorable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Back to top button