Destacado

Tlaxcala, paso obligado de migrantes: aumenta 70%

  • Hace unos días el INM rescató a 136 indocumentados en San Pablo del Monte

  • Traficantes de personas lucran con la necesidad de la gente

  • La entidad paso obligado rumbo a las fronteras del norte del País

 

La ubicación geográfica de Tlaxcala ha convertido a esta demarcación como un paso obligado de migrantes. Cientos de personas provenientes de: Guatemala, Belice, El Salvador, Nicaragua, Honduras, transitan a diario por diferentes municipios de la entidad tlaxcalteca con la ilusión de llegar a los Estados Unidos. 

La crisis económica por la que atraviesan los gobiernos de Centroamérica ha propiciado un grave incremento en el número de indocumentados que buscan una mejor forma de vida, pero a su vez también se ha dado un fuerte incremento de abusos y latrocinios por parte de los grupos de traficantes de personas.

Hace unos días el Instituto Nacional de Migración (INM) informó que rescató a un grupo de 136 migrantes centroamericanos de distintas nacionalidades en el municipio de San Pablo del Monte, entre ellos 19 menores. Todo esto convertido en un gran negocio para los polleros que lucran con la necesidad de la gente.  

 Las personas, que habían sido abandonadas en el domicilio situado en pleno corazón del municipio de San Pablo del Monte, provienen de países como El Salvador, Guatemala y Honduras. Entre los menores localizados hay entre ocho y diez bebés. 

Al respecto autoridades migratorias señalaron que los migrantes llevaban varios días en el inmueble, donde dormían hacinados, en el suelo. Socorristas y paramédicos de diversas instituciones llegaron al lugar para dar atención médica a las personas rescatadas.

La detención de los 168 migrantes se convirtió en noticia nacional, pero sobre todo puso al descubierto las redes de traficantes y polleros que lucran con la necesidad de los indocumentados. 

 

POLLEROS APROVECHAN DESINFORMACIÓN DE POLÍTICA MIGRATORIA PARA ENGANCHAR A DECENAS CENTROAMERICANOS: NORMA MENDIETA

 

Exclusivas Tlaxcala buscó a representantes de asociaciones civiles involucradas en este rubro para conocer su opinión al respecto. 

 

Fue Norma Mendieta Mendieta, coordinadora del Centro de Atención a la Familia Migrante Indígena en el estado, quien señaló puntualmente que los “polleros” aprovechan la desinformación de migrantes centroamericanos en torno a la política migratoria del Presidente de los Estados Unidos de América, Joe Biden, para engancharlos y fortalecer su negocio ilícito de tráfico de personas.

La activista aseveró que las familias de migrantes han reportado que, con la llegada del presidente demócrata a la silla presidencial de la unión americana, los ofrecimientos de los traficantes de personas, son promesas de mejora económica y de vida. Lamentablemente, subrayo que la entidad es paso obligado de indocumentados rumbo a las diferentes fronteras del vecino país. 

Al abundar lo anterior Norma Mendieta refirió que los indocumentados tienen que tomar con mucha precaución y cautela, incluso hacerse de un marco de referencia y conocimiento, antes de tomar una decisión y no dejarse guiar por lo que les prometen los polleros; ya que ellos engañan bajo el argumento de que con la nueva administración es más fácil ingresar y encontrar trabajo, situación que es totalmente falsa.

 

NI CON LA PANDEMIA (COVID-19) HA PODIDO DISMINUIR LA MIGRACIÓN CENTROAMERICANA POR EL ESTADO: SAGRADA FAMILIA

 

Por su parte Sergio Luna Cuatlapantzi, director de la asociación civil La Sagrada Familia, reveló que “Ni con la pandemia (Covid-19) ha podido disminuir la migración centroamericana y su tránsito por Tlaxcala, al contrario, incrementó”. 

Tan solo en lo que va del primer trimestre del año, La Sagrada Familia ha atendido al menos a dos mil 377 personas, en comparación con el 2020, que en este mismo lapso se atendieron a 966 migrantes, representando un 70 por ciento de incremento en el flujo migratorio por nuestro estado. 

 

“NADA NUEVO” EN EL DESPLIEGUE DE VIGILANCIA LIMÍTROFE EN MÉXICO

 

Frente a la información surgida en Estados Unidos sobre un acuerdo para que el gobierno mexicano envíe más tropas a su frontera sur a fin de contrarrestar la migración, la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) aseveró que “México mantendrá el despliegue ya existente de fuerzas federales en su zona fronteriza, con el objetivo de hacer cumplir su propia legislación migratoria, atender a los migrantes y combatir el tráfico de personas”.

Sin embargo, la cancillería no aclaró si existe o no el convenio divulgado ayer por funcionarios de la Casa Blanca.

Consultados al respecto, funcionarios de la dependencia señalaron que “no hay nada nuevo” en ese sentido y que todo lo realizado de la parte mexicana sobre política migratoria y el reciente cierre de la frontera sur al tránsito terrestre no esencial “es público”. Aunque evitaron profundizar en más detalles.

Funcionarios de Washington declararon a medios internacionales que tras diversas discusiones diplomáticas en varios niveles, la administración del presidente Joe Biden pactó con México, Guatemala y Honduras para que los gobiernos de estas naciones coloquen tropas en sus zonas fronterizas para contrarrestar la migración.

Horas después, ante la insistencia de reporteros nacionales e internacionales, la cancillería mexicana emitió una breve respuesta en la que resaltó que los operativos de las fuerzas federales de seguridad en su franja fronteriza sur tienen varias semanas y responden a su propia estrategia para cumplir con la ley de migración.

Agregó: “El gobierno de México favorece una migración ordenada, segura, regular y con apego a los derechos humanos, además de que sostiene que el desarrollo económico y social es la única solución de fondo al fenómeno migratorio”.

Cabe recordar que el pasado 19 de marzo el gobierno mexicano cerró su frontera sur al tránsito terrestre no esencial con el argumento de evitar la propagación del Covid-19 y ese mismo día desplegó operativos con elementos de corporaciones de seguridad, como la Guardia Nacional.

Esa decisión generó polémica en diversos sectores, pues una medida similar se implementa desde marzo del año pasado en la frontera con Estados Unidos, por lo que se especuló que se trataría de un acuerdo con el gobierno de Biden más enfocado al tema migratorio que a la pandemia, a cambio de 2.7 millones de vacunas que Estados Unidos prestó a México. Esos señalamientos fueron desmentidos en su oportunidad por funcionarios mexicanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Back to top button