Destacado

Tlaxcala ocupa los primeros lugares en trata de personas en el país

 

  • Las localidades donde prolifera este delito son: Tenancingo, Tlaxcala, Zacatelco, Tetla de la Solidaridad, Papalotla, Teolocholco, Santa Ana Chiautempan, Tepeyanco, Acuamanala, Apetatitlán y San Pablo del Monte.
  • Informe sobre trata de personas ubica a Tlaxcala en quinto lugar nacional con mayor número de reportes: CCSJCM
  • Desplaza oferta de trabajo al enamoramiento como método de enganche
  • La prostitución ajena y explotación sexual, modalidad principal de trata
  • Hay casos que involucran a infantes desde 7 años de edad
  • Tres de cada cuatro víctimas de trata son mexicanas

 

Carlos Castillo

 

La Fiscalía Especial para los Delitos de Violencia contra las Mujeres y Trata de Personas (Fevimtra), en el estado de Tlaxcala, informó que la entidad ocupa un cuarto lugar a nivel nacional en el segmento relacionado con fines de explotación sexual. 

 

Derivado de este informe se dio a conocer que hasta el 30 de junio de 2021 se concentraron 82 carpetas de investigación que corresponden a esta entidad, sin embargo, el primer lugar es para la Ciudad de México con 227, segundo lugar Puebla con 96 y el tercer lugar lo ocupa Chiapas con 87.  

 

Por su parte la Asociación Civil Centro “Fray Julián Garcés” Derechos Humanos y Desarrollo Local A.C. refirió que de acuerdo al Diagnóstico de Percepción Ciudadana sobre Trata de Mujeres y Niñas en Tlaxcala reveló que en al menos 40 municipios se tiene reporte sobre esta problemática. 

 

Alejandra Méndez Serrano, recientemente señaló que, a través de una solicitud de información pública, la Procuraduría General de Justicia (PGJ) detectó que en los municipios donde se han capturado presuntos tratantes de blancas correspondieron a: Tenancingo, Tlaxcala, Zacatelco, Tetla de la Solidaridad, Papalotla, Teolocholco, Santa Ana Chiautempan, Tepeyanco, Acuamanala, Apetatitlán y San Pablo del Monte.

 

Informe sobre trata de personas ubica a Tlaxcala en quinto lugar nacional con mayor número de reportes: CCSJCM

 

De acuerdo al primer informe de Trata de Personas en México 2019-2020, difundido recientemente por el Consejo Ciudadano para la Seguridad y Justicia Ciudad de México, señala que la entidad tlaxcalteca se encuentra entre los estados catalogados como: origen de la trata, tránsito y destino nacional, al igual que México y la capital del país, todos ellos con un reporte de 25, 9 y 28 casos de víctimas, respectivamente, lo que coloca al estado en la quinta posición a nivel nacional con mayor número de casos.

 

Expone que la mayoría de las víctimas de este ilícito, son de nacionalidad mexicana y son explotadas dentro del territorio nacional. En cuanto a las víctimas de origen extranjero, procedentes de Centro y Sudamérica, los datos arrojan que son explotadas en 15 estados e incluso en países como Dubái o la Isla de Malta en el Mediterráneo.

 

A través de la Línea Nacional contra la Trata de Personas (LNCTP) y el chat habilitado que esta organización pone a disposición de manera permanente y mediante el programa “Juntos contra la Trata”, se da “seguimiento oportuno a los reportes recibidos”.

 

El diagnóstico contiene información recabada en esos dos años, para contar con un panorama más cercano al comportamiento de redes y de personas organizadas.   

 

Puntualiza que el registro de los casos “clasificados con todos los elementos de trata de personas”, permite contrastar un crecimiento en las llamadas en ese periodo, principalmente las provenientes del interior de la República, al pasar de 43 en 2019 a 48 en 2020.

 

Con base en las estadísticas derivadas de la LNCTP (800 5533 000) las dos primeras entidades con el mayor número de casos atendidos son Ciudad de México, con 17, y México; aunque, en la primera de éstas hubo un descenso, ya que en 2019 atendió a 35 personas; en tanto, en la segunda hay un crecimiento al pasar de siete a 13.

 

De Puebla se recibió un total de 10 reportes; de Jalisco, nueve, y de Tlaxcala, ocho. Mientras que de Baja California Sur y Chiapas la cifra es de seis, cada uno; de Baja California Sur, Guerrero, Guanajuato, Michoacán, Morelos, Querétaro, Quintana Roo, Sonora, Tabasco, Veracruz y Yucatán es de tres; de Campeche, Chihuahua, Coahuila y Oaxaca, es de dos, y de Colima, Durango, Sinaloa y Tamaulipas, de uno.

 

En tanto, las llamadas del extranjero aumentaron de dos a cuatro entre uno y otro año. De éstas, cinco tuvieron como origen Estados Unidos y una, Francia. Pero hubo 15 en las que se omitió la procedencia.

 

 

Desplaza oferta de trabajo al enamoramiento como método de enganche

 

Se advierte la posibilidad de que la reducción en la cantidad de reportes pudo deberse a un efecto de la pandemia de Covid-19, ya que los tratantes vieron afectada su actividad delictiva, por lo que se quedaron en sitios de enganche o explotación, y tuvieron que buscar nuevas formas y lugares, para continuar abusando de sus víctimas.

 

El diagnóstico detalla que, en estos dos años, el medio más empleado para enganchar a las víctimas fue el de persona a persona, con 72 por ciento, seguido del uso de las redes sociales, con 22 por ciento; el resto se divide entre páginas web y anuncios en otras plataformas.

 

Sin embargo, destaca que el método principal de los tratantes para reclutar a sus víctimas es el de la oferta de empleo, con 47 por ciento de la totalidad de casos, “contrario a lo que se consideraba que era la estrategia de enganche común: la manipulación sentimental”.

 

En función de las llamadas atendidas, el enamoramiento sólo representó 29 por ciento y el resto se divide entre promesas de ayuda, privación de la libertad, uso de sustancias, oferta de estudios y otras formas.

 

Recalca que los tratantes buscan a personas en situación de vulnerabilidad y exclusión, discriminadas por tener alguna condición; además, subraya que los delincuentes no suelen actuar solos, pues este delito, la mayoría de las veces, implica “la participación de una estructura delictiva organizada, con roles bien definidos”.

 

Por tanto, la operación puede ser desde el ámbito local, por ejemplo, cuando las familias que optan por “vender o “alquilar” a sus hijos para trabajos o servicios sexuales; y el nacional, como la realizada por bandas con vínculos en otras ciudades del país donde explotan a las víctimas; así como, a través de grupos del crimen organizado con ramificaciones en el extranjero, como los cárteles de la droga. “En algunos casos son generaciones familiares”.

 

La prostitución ajena y explotación sexual, modalidad principal de trata

 

El informe precisa que en algunos casos documentados existe más de un tipo de explotación, pero la prostitución ajena (obtención ilegal de beneficios financieros u otros de carácter material por este tipo de trata) u otras formas de la sexual, es de la que más registros se tienen ya que el número acumulado es de 135 en el periodo revisado, en el que la cantidad más alta es en 2020, con 73.

 

A éstas le siguen la modalidad laboral, con un total de 22; la de trabajo o servicios forzados, con 19; la de utilización de personas menores de 18 años en actividades delictivas, de cinco; la de mendicidad forzosa, de dos; la adopción ilegal de persona menor de 18 años, siete, y el matrimonio forzoso o servil, dos.

 

Hay casos que involucran a infantes desde siete años de edad

 

Entre 2019 y 2020 fueron identificadas 232 víctimas de este ilícito con edades de siete a 38 años; sin embargo, la cifra más alta es en el segmento de las que tienen edad adulta, quienes estuvieron involucradas en 36 casos.

 

Pero en otros 45 casos, la asociación civil documentó que las personas afectadas fueron niñas, niños y adolescentes que, en conjunto, superan en cantidad a las adultas, lo que evidencia que este grupo de la población continúa como el de mayor vulnerabilidad frente al delito de la trata en el país.

 

Tres de cada cuatro víctimas de trata son mexicanas

 

Asimismo, el informe evidencia que tres de cada cuatro víctimas son de nacionalidad mexicana, pues de un total de 184 casos de trata registrados, 173 son de esta nación, lo cual representa 74.6 por ciento.

 

El resto son de procedencia hondureña, cinco; venezolana, cuatro; colombiana, tres; ecuatoriana y guatemalteca, dos, cada una, y estadounidense, uruguaya y panameña, una, respectivamente. En 40 personas no se identificó el país origen.

 

“La crisis migratoria  interna y externa no es un tema desvinculado de la grave situación de trata de personas. A raíz de que Estados Unidos estableció acuerdos con Honduras, Guatemala y nuestro país para la movilización de militares y policías en las fronteras, con el objetivo de frenar la migración irregular, la presencia de niñas, niños y adolescentes, muchos de ellos sin la compañía de un adulto, los visibilizó como sector vulnerable ante la operación de tratantes y cárteles de la droga”, resalta el informe.

 

 Las edades de los tratantes de blancas oscilan entre los 24 y 46 años 

 

Los tratantes son hombres jóvenes de entre 24 y 31 años de edad; y de mediana entre 32 y 46; con facilidad de palabra, extrovertidos y controladores; no siempre cumplen con el estereotipo de varón atractivo atlético.

 

Buscan a sus víctimas en redes sociales, parques, calles y mercados; les prometen amor, matrimonio, un hogar, una familia o ayudar con los estudios de sus hijos y las aíslan de sus lugares de origen y de contacto con sus familiares; las someten con violencia psicológica, sexual o física y explotan a más de una mujer a la vez.

 

El informe acentúa que todos los casos de trata se canalizan con autoridades federales y/o locales, organismos de la sociedad civil o cualquiera de los más de mil proveedores de servicios con los que cuenta en red de apoyo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Back to top button