Destacado

¿Qué es y qué representa la tan tradicional Corrida de las Luces en Huamantla?

Por: Marilú Flores @MarilFlores7

En éste año 2021 la famosa Corrida de la Luces tendrá por primera vez una imagen de la Santísima Virgen de La Caridad propia, que fue donada gentilmente por Sergio Israel Flores Rivera y su familia, quienes con esfuerzos, entusiasmo y devoción la entregaron bajo la custodia de La Peña Taurina Huamantla, resguardada en nicho especial en el “Museo Taurino de Huamantla – Miguel Corona Medina” en coordinación con la Basílica de la Caridad, en cuya demarcación se encuentran la plaza y el museo.

En la víspera de la gran celebración religiosa de un ferviente pueblo a su patrona espiritual, tiene como preámbulo una fiesta brava, a la que han llamado La Corrida de las Luces; Huamantla en su esplendor hace honores a su Virgen de la Caridad con una noche en la que nadie duerme, pues desde las cero horas, desde el primer minuto del 15 de agosto, comienza la procesión por esta ciudad, que su real identidad es la de un pueblo mágico.

Antes de esa gran noche, para abrir con toda solemnidad, y como muestra de raíz y temple, los huamantlecos han constituido otra celebración, la de los toros y el toreo, desde hace 16 años a propuesta de Juan Antonio Hernández Bretón; ex novillero, aficionado y cronista de toros.

Su idea original era realizar un festejo taurino con una procesión que integrara a todos los participantes en el encierro, desde matadores, hasta ganadero y empresario, incluso eran invitados a participar en la procesión matadores y hasta visitantes del público en general.

Actualmente se hacen esfuerzos por que prevalezca desde el nombre de “La Corrida de las Luces”, por la vestimenta de los espadas: “de Luces”, hasta la respetuosa alusión a la procesión que recorre más tarde la imagen de la Santísima Virgen de la Caridad.

Cada 14 de agosto por la noche en la plaza de toros de la heroica Huamantla, “La Taurina”, se viste de gala y realiza una especial ritual. Inicia el Juez de Plaza con petición de toque de clarín, que es la señal para apagar alumbrado e indicación para el encendido de velas, ya en penumbra resuena el cerrojo de puertas de cuadrillas, y en torno a tercios sobre un tapete de figuras de aserrín de colores plasmado en el ruedo por alfombristas huamantlecos, la Santísima Virgen de La Caridad circula en solemne procesión.

Acompañada por sus damas, ministros y acólitos, sacristán de plaza, matadores, sus cuadrillas y monosabios, Peña Taurina Huamantla, ganadero y empresa, al compás de las notas del Ave María, con resonados redobles el campanero litúrgico marca el inicio de la ceremonia. El público se involucra con su vela encendida cada quien, creando la atmosfera de devoción y esperanza con la puesta en escena de luces en los tendidos, en las barreras y en el ruedo, flores, música.

Todo lo anterior lo organiza junto con Alfonso Corona Sánchez, Juan Antonio, quien continúa con su valiosa participación enriqueciendo la producción.

Posteriormente en 2006 el Lic. Manuel Flores Macías en conjunto con el matador en retiro, empresario y ganadero José Antonio González “Chilolín” y Alfonso Corona, se realiza la primera corrida nocturna con las actuales características; nombrándose así “Corrida de las Luces”.

En un principio el Mtro. José Luis Zamora (QEPD) junto con su grupo de danza y caracterización típica, aportaban las damas y acompañantes de la Virgen, engalanado previamente con una ceremonia religiosa antes de la corrida en La Taurina Fernando de los Reyes “El Callao”.

La participación, aunque ausente en el evento, dada su carga de trabajo por las festividades de la feria; al párroco en turno de la Basílica de La Caridad, es crucial al proporcionar la Imagen de la Virgen, damas y sus organizadoras, coordinadas puntualmente por Anita Valencia.

Hoy el actual Párroco de La Caridad, siempre gentil apoyando el presbítero Raymundo Muñoz Paredes, aunque años atrás, a petición del entonces Obispo de Tlaxcala, Francisco Moreno Barrón, se sumó a la organización el entusiasta párroco Ranulfo Rojas Bretón, cuando era padre de la parroquia de San Luis Obispo, siendo el encargado del rito religioso y ahora fungiendo formalmente como Director Litúrgico de la Ceremonia, por encargo del actual Obispo Monseñor Julio Cesar Salcedo Aquino.

La música también importante, ha contado con la interpretación desde una modesta banda de viento, hasta diferentes coros y artistas de renombre, como la brillante actuación trío “Pandora” o de la Orquesta Sinfónica “Esperanza Azteca”.

No deja de destacar que autoridades estatales y municipales han apoyado siempre en la seguridad, montaje, la representación gubernamental, otorgando las facilidades para el desarrollo de esta ceremonia.

Cierto es que en sus inicios el orden religioso era improvisado, pero nunca menos devoto y bien intencionado, por lo que llegó a ser declarada en Acta de Cabildo del 14 de agosto de 2012, como Patrimonio Cultural de la Ciudad de Huamantla.

Cabe recordar que por iniciativa de Luis Mariano Andalco López, Director del Instituto Tlaxcalteca de Desarrollo Taurino, se da la intervención entusiasta de los empresarios taurinos.

Así mismo agradecemos a todos los colaboradores que durante estos 16 años han estado detrás del montaje y mencionar sensible reconocimiento a los alfombristas que han honrado a la Virgen con su arte que engalana cada 14 de agosto La Plaza de Toros “La Taurina” – Fernando de los Reyes “El Callao”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Back to top button