Cultura

Los tlaxcales, un delicioso pan de maíz de origen prehispánico

  • Una preparación tradicional de la harina de tlaxcal debe ser hecha en metate, en el cual se muele tanto el maíz como los ingredientes secos.

Su nombre proviene de la palabra náhuatl tlaxcalli que quiere decir tortilla o pan de maíz. A su vez el nombre del estado Tlaxcala proviene de dicha voz y tiene el mismo significado.
Del mismo modo que la tortilla, los tlaxcales formaron parte de la gastronomía prehispánica. En México cuando el elote ya no está fresco y se seca se le conoce como mazorca, tras separar los granos secos, se mezclan con azúcar y puede prepararse el panecillo.
Sin embargo, existen dos variantes para preparar los tlaxcales, una con maíz fresco y otro con el maíz seco. Asimismo, hay una gran variedad de ingredientes que se le pueden agregar, tales como canela, piloncillo, agua o leche, nata, naranja, manteca, huevo, etcétera.
Una preparación tradicional de la harina de tlaxcal debe ser hecha en metate, en el cual se muele tanto el maíz como los ingredientes secos.
Posteriormente se agregan los elementos líquidos. Tras formas las gorditas, deberán ser cocidas en comales de barro y con fuego de leña. Aunque parecieran elementos poco relevantes, la cocción tradicional proporciona aromas y sabores únicos a los tlaxcales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Back to top button