Internacional

El rover Curiosity cumple 4.000 días marcianos de misión

  • El rover Curiosity fue enviado al planeta rojo el pasado 5 de agosto de 2012

 

La NASA compartió una imagen panorámica de Marte para celebrar los 4.000 días de la llegada del rover Curiosity al planeta rojo. El dispositivo de la NASA trabaja para determinar si hay condiciones de vida microbiana en el planeta

 

Infobae

El rover Curiosity de la NASA, desplegado el 5 de agosto de 2012 en el cráter Gale de Marte, ha cumplido 4.000 días marcianos indagando si el antiguo Planeta Rojo pudo albergar vida microbiana. El rover recientemente perforó su muestra número 39 y luego dejó caer la roca pulverizada en su vientre para un análisis detallado.

Para cumplir su misión, el rover ha ido ascendiendo gradualmente la base del Monte Sharp, de 5 kilómetros de altura, cuyas capas se formaron en diferentes períodos de la historia marciana y ofrecen un registro de cómo el clima del planeta cambió con el tiempo. La última muestra se recolectó de un objetivo apodado “Sequoia” (todos los objetivos científicos actuales de la misión llevan nombres de ubicaciones en la Sierra Nevada de California).

Los científicos esperan que la muestra revele más sobre cómo evolucionó el clima y la habitabilidad de Marte a medida que esta región se enriqueció en sulfatos, minerales que probablemente se formaron en agua salada que se estaba evaporando cuando Marte comenzó a secarse hace miles de millones de años. Finalmente, el agua líquida de Marte desapareció para siempre.

“Los tipos de minerales de sulfato y carbonato que los instrumentos de Curiosity han identificado en el último año nos ayudan a comprender cómo era Marte hace tanto tiempo. Hemos estado anticipando estos resultados durante décadas, y ahora Sequoia nos dirá aún más”, dijo en un comunicado Ashwin Vasavada, científico del proyecto Curiosity en el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA en el sur de California, que dirige la misión.

DESCIFRAR LAS PISTAS SOBRE EL ANTIGUO CLIMA DE MARTE REQUIERE UN TRABAJO DE DETECTIVE.

En un artículo reciente publicado en el Journal of Geophysical Research: Planets, los miembros del equipo utilizaron datos del instrumento de Química y Mineralogía (CheMin) de Curiosity para descubrir un mineral de sulfato de magnesio llamado starkeyita, que está asociado con climas especialmente secos como el clima moderno de Marte.

El equipo cree que después de que los minerales de sulfato se formaran por primera vez en agua salada que se estaba evaporando hace miles de millones de años, estos minerales se transformaron en starkeyita a medida que el clima continuó secándose hasta su estado actual.

Hallazgos como este perfeccionan la comprensión de los científicos sobre cómo surgió el Marte actual.

RESOLUCIÓN DE PROBLEMAS

A pesar de haber conducido casi 32 kilómetros a través de un ambiente extremadamente frío bañado en polvo y radiación desde 2012, Curiosity sigue siendo fuerte. Actualmente, los ingenieros están trabajando para resolver un problema con uno de los “ojos” principales del rover: la cámara izquierda de distancia focal de 34 mm del instrumento Mast Camera, o Mastcam.

Además de proporcionar imágenes en color de los alrededores del rover, cada una de las dos cámaras de Mastcam ayuda a los científicos a determinar desde lejos la composición de las rocas mediante las longitudes de onda de la luz, o espectros, que reflejan en diferentes colores.

Para ello, Mastcam se basa en filtros dispuestos en una rueda que gira debajo de la lente de cada cámara. Desde el 19 de septiembre, la rueda de filtros de la cámara izquierda ha estado atascada entre las posiciones de los filtros, cuyos efectos se pueden ver en las imágenes sin procesar o sin procesar de la misión.

El control de la misión continúa empujando gradualmente la rueda de filtros hacia su configuración estándar. Si no se puede empujarlo hacia atrás por completo, la misión se basaría en la Mastcam derecha de mayor resolución y distancia focal de 100 mm como sistema primario de imágenes en color.

Como resultado, la forma en que el equipo explora objetivos científicos y rutas del rover se vería afectada: la cámara derecha necesita tomar nueve veces más imágenes que la izquierda para cubrir la misma área. Los equipos también tendrían una capacidad degradada para observar los espectros de color detallados de las rocas desde lejos.

Además de los esfuerzos por hacer retroceder el filtro, los ingenieros de la misión continúan monitoreando de cerca el desempeño de la fuente de energía nuclear del rover y esperan que proporcione suficiente energía para operar durante muchos años más. También han encontrado formas de superar los desafíos derivados del desgaste del sistema de perforación del rover y de las articulaciones de los brazos robóticos.

Las actualizaciones de software corrigieron errores y también agregaron nuevas capacidades al Curiosity, lo que facilitó los viajes largos para el rover y redujo el desgaste de las ruedas debido a la dirección (una adición anterior de un algoritmo de control de tracción también ayuda a reducir el desgaste de las ruedas al conducir sobre rocas afiladas).

Mientras tanto, el equipo se prepara para un descanso de varias semanas en noviembre. Marte está a punto de desaparecer detrás del Sol, fenómeno conocido como conjunción solar.

El plasma del Sol puede interactuar con las ondas de radio, interfiriendo potencialmente con los comandos durante este tiempo. Los ingenieros dejarán Curiosity con una lista de tareas pendientes hasta el 28 de noviembre, después del cual las comunicaciones podrán reanudarse de forma segura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Back to top button