Educación

Con carencias y falta de apoyo, estancias infantiles continúan brindado servicio educativo: APEI

  • 60 estancias, 32 forman parte de esta organización y de éstas, 24 están operando actualmente 

De las 230 estancias infantiles que operaban en Tlaxcala hasta 2019, 60 se mantienen activas para brindar el servicio de educación inicial a la población de tres meses a seis años de edad, ello a pesar de enfrentar carencias por la falta del subsidio que recibían de parte del gobierno federal y que fue eliminado por la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Tras referir lo anterior, Gabriela Campos, vocera de la Asociación de Profesionistas de Estancias Infantiles (APEI) de Tlaxcala, refirió que de esas 60 estancias, 32 forman parte de esta organización y de éstas, 24 están operando actualmente –aunque el resto abrirá sus puertas en próximos días–. Dichos espacios están ubicados en 16 municipios, entre ellos, Huamantla, Tlaxcala, Apizaco y Tetla de la Solidaridad.

Recordó que la APEI se integró el año antepasado para exigir a las autoridades federales y estatales que garanticen el derecho de la educación inicial a la población infantil como señala la ley correspondiente, además, asentó que tras la pandemia de Covid-19, el Consejo de Salubridad General acordó incluir a las estancias infantiles como una actividad esencial en todo el país.

Por ese motivo, “hemos decidido el continuar otorgando la atención con las nuevas medidas y protocolos sanitarios acordados por las autoridades competentes, en esta etapa de pandemia, aun con todas las carencias o faltas de apoyos gubernamentales”, asentó en entrevista telefónica.

En Tlaxcala, expuso que están activas 60 estancias infantiles, de las cuales 32 forman parte de la APEI y de éstas 24 están ofreciendo el servicio a alrededor de 313 menores –aunque el número varía cada mes–, que son atendidos por 24 24 directoras y 70 trabajadoras y trabajadores.

“La mayoría de las estancias cerraron cuando terminó el programa, y otras que pudieron mantenerse dejaron de operar como consecuencia de la pandemia de Covid-19, ya no volvieron a abrir porque ya no hubo el apoyo económico que nos otorgaba el gobierno federal. Además, con lo de la pandemia muchas mamás dejaron de trabajar y ya no enviaron a sus hijos”.

Las que ofrecen el servicio, explicó, es porque están ubicadas en municipios cuya población tiene mayor capacidad económica, “por decirlo así, y los padres de familia tienen la posibilidad de mandar a sus hijas e hijos a las estancias o la guardería, pues pueden pagar. Ahorita están pagando entre 800 y mil 200 pesos por menor”.

Explicó que cuando existía el programa que estaba a cargo de la desaparecida Secretaría de Desarrollo Social “el gobierno federal pagaba 950 pesos por menor y los papás ponían lo que restaba del servicio, por ejemplo, si el costo total era de mil 500 pesos ellos solamente ponían 550; pero en algunos municipios con ingresos más bajos, el costo era de mil 200 pesos”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Back to top button